SALUD Y BELLEZA

puntos-verdes-articulosv3

 

Di adiós a las arrugas

Por Dra. Rocío Peralta Sánchez
Dermatóloga Clínica, Cosmética y Láser

22439358 - attractive girl putting anti-aging cream on her face

Uno de los efectos más visibles del paso del tiempo en nuestra piel son las arrugas. A partir de los 30 años estas arrugas pueden ser profundas. ¿Cómo combatirlas? ¿Qué tratamiento elegir? La oferta de cremas antiarrugas es casi infinita. Sin dudas, no existe un producto más conocido, estudiado, versátil y al que se le haya demostrado más su eficacia, que a los productos derivados de la vitamina A.

En el campo de la dermatología clínica y cosmética, los mismos se han usado por más de cinco décadas, como una de las principales opciones a la hora de indicar tratamientos. Hoy en día, el retinol, una de las formas de la vitamina A, desempeña un importante papel en la industria cosmética, considerándose más que un cosmético, un cosmecéutico o dermocosmcéutico, ya que su uso favorece la conversión de una parte de ella en ácido retinoico, la forma biológica activa de vitamina A. Al ser menos potente que la forma activa, resulta con menores efectos secundario y favorece el uso del mismo en cualquier época del año y en la mayoría de los tipos de pieles, siempre que se use adecuadamente.

El retinol resulta un gran aliado para mejorar el aspecto de la piel, para prevenir y/o tratar algunos de los signos del envejecimiento cutáneo, cada vez de aparición más temprana.

El uso continuo y prolongado del retinol permite:
– Mejorar la textura de la piel (aportándole suavidad, brillo y tersura, afina el tamaño de los poros y la hace más resistente).

   – Tiene efecto antioxidante en contra de radicales libres.
   – Efecto despigmentante y favorece el tono uniforme de la piel.
  – Estimula la síntesis de colágeno y la elastina (disminuyendo las arrugas finas, dando más firmeza y resistencia a la piel, y  favoreciendo la adecuada cicatrización y la prevención del envejecimiento cutáneo).

Y por si fuera poco es posible combinarlo con muchos otros cosmecéuticos para aumentar su eficacia, como lo son la vitamina C, la vitamina E, el té verde, el ácido hialurónico fragmentado, factores de crecimiento epidérmico, péptidos, ácido ferúlico, fitoesteroles, coenzima Q10, entre otros.

Existen en la industria cosmética, miles de formulaciones que contienen retinol. A la hora de elegir una de estas, es importante no solo saber que contenga este principio activo, sino el o los tipos de retinoles que tenga, su concentración, el vehículo que se use; prefiriéndose en la actualidad aquellos productos con formulaciones de nanotecnología que permiten una penetración mayor (y, por ende, mayor eficacia) y que presenten una liberación sostenida, que sea estable al contacto con el sol, fácilmente degradable.

Leave a Reply

¡Se el Primero en Comentar!

Notificame de
avatar
wpDiscuz