MI DINERO

PENSANDO EN PROSPERIDAD

puntos-azules-articulos

Riqueza, abundancia, prosperidad

md-pp-oct2017-riqueza-abundancia-prosperidad-miosoti-ceballo-f-50014271_ml

Jue, 12 de octubre de 2017

Por Miosoti E. Ceballo Lora
Asesora en Inversiones y Terapeuta Sistémica

En anteriores entregas, hemos hablado de prosperidad y de cosas que nos aportan para tenerla y poder vivirla. Sabemos que hay muchos recursos que nos pueden ayudar para SER prósperas. Llámese recurso (externo o interno) a todo aquello que me pueda apoyar a tener más fuerza para lograr mi objetivo. Un recurso es todo aquello que me permita tener pensamientos de vibración alta y en coherencia con la verdadera prosperidad.

Recordemos que en algún artículo anterior hemos dicho que la verdadera prosperidad viene de la “satisfacción”de tenerlo todo; es poder disfrutar de tu tiempo, de tus relaciones, es tener buena salud, es vivir de acuerdo con tus principios y valores, y también es dinero para comprar cosas materiales.

En esta oportunidad te propongo que reflexionemos juntas para comprender las diferencias entre las tres poderosas siguientes palabras:

Riqueza, Abundancia, Prosperidad

Según el diccionario, Riqueza es: “Conjunto de las cosas que se poseen, especialmente dinero, bienes o cosas valiosas”. La palabra proviene del gótico “reiks”, que se traduce como rico, poderoso, y se forma con el sufijo “eza” que indica “cualidad de”, con lo que tenemos el significando de “cualidad de rico”.

En el mundo de la materia puedes tener mucho dinero y bienes y no tener satisfacción ni deseos de vivir y disfrutar de ese dinero. Hemos conocido personas infelices que lo único que tienen es mucho dinero. Su dinero no les permite comprar amor, descanso, confianza, salud, etc.

Sin embargo el dinero por sí mismo no es malo, y tener riqueza tampoco lo es. El dinero no es una cosa: El dinero es ¡LUZ! Siiiii…. El dinero es energía.

Para algunas personas el dinero es algo sospechoso o que está ligado a la culpa. Pero pensemos: si el dinero es energía, es igual a la electricidad. ¿Es mala la electricidad? Si la utilizamos para alumbrar, dar claridad y llevar luz a nuestras casas funciona muy bien. Pero si tocamos un cable de alta tensión, es probable que nos mate. Sin embargo, en ambos casos estamos hablando de la misma energía. Lo que cambia es cómo la utilizamos.

Dice el escritor Yehuda Berg: El dinero es energía y como toda energía cuanto más tengas es mejor. Pero la energía, como el Sol por ejemplo, viene con una etiqueta de advertencia.

¿Conoces las advertencias de tener mucho dinero? Esto va a variar de acuerdo a las creencias de tu árbol familiar y las etiquetas que tu clan haya utilizado para el dinero.  (En otra oportunidad te voy a hablar más ampliamente sobre este tema fascinante).

Por el momento nos quedaremos con la mirada de que la riqueza de dinero tiene advertencia y debo conocerla para poder disfrutar de esa riqueza, ya que no es lo mismo salir a tomar el sol con mi pareja en un bello atardecer, que tomar un paseo a las doce del medio día en las Dunas de Baní.

 

La definición encontrada en el diccionario para Abundancia es: “Gran cantidad de algo”.

La palabra abundancia proviene del latín “abundantia” y se refiere a mucho de algo. La frase “nadar en la abundancia” se refiere a gozar de un gran bienestar económico y de una importante cantidad de riquezas materiales.

Como bien dice su definición, la abundancia es mucho de algo. Si mi naturaleza de pensamiento es de quejas, miedos, frustraciones, cólera, envidia, etc., lo que materializaré será en la misma dirección y esa será la abundancia que cosecharé. Entonces, ¿abundancia de qué? ¿Qué es lo que deseo tener en grandes cantidades? Hay personas que tienen abundancia de escasez, abundancia de deudas, abundancia de miedos, abundancia en enfermedad, etc.

Si mi deseo puro no está ligado a la divinidad de mi SER interior y pido tener abundancia, recibiré el fruto de mi propia siembra. Si deseo comer manzanas, debo sembrar una planta de manzanas. Limpiar mis pensamientos, tener una vibración alta y alinear mis deseos a mi ser interior me permitirá tener abundancia divina en lo material y en lo espiritual.

 

md-pp-oct2017-riqueza-abundancia-prosperidad-miosoti-ceballo-f-80828101_ml

 

En el diccionario, la definición de Prosperidad es: El éxito en lo que se emprende, la buena fortuna en lo que sucede o el curso favorable de las cosas. La palabra prosperidad viene del latín prosperitas que significa salir bien, tener buena suerte o éxito en lo que sucede. Es definida o asociada a la riqueza económica y a la abundancia de bienes. La cantidad de riquezas o dinero que puede considerarse como abundante, sin embargo, es subjetiva, y puede definirse también como el bienestar que permite liberar a la persona de las angustias económicas.

 

Analizando el significado de estas tres palabras podemos llegar a varias reflexiones:  

  • La riqueza se refiere –en el plano material– a la cantidad de dinero, bienes y valores que poseo. Reconociendo en cuanto al dinero se refiere, que éste es energía y que al igual que la electricidad tiene su “Advertencia”, que debo conocerla, para poder saber darle un buen uso y no quemarme con ella.
  • Que mi felicidad no la determina la cantidad de bienes y valores que posea.
  • Con la abundancia debo prestar atención al género de abundancia que deseo.  Especificar abundancia “de qué”? Analizar la naturaleza de mis pensamientos para poder comer a gusto de los frutos de mi propia siembra.
  • La prosperidad a la que te invito y recomiendo es la que lo incluye todo. Es un estado del SER. Este estado puede ser cultivado ya que nuestra naturaleza es de pensamiento y éste es la semilla. Depende de cómo sembremos y qué sembremos. Lo mismo cosecharemos.
  • Prosperidad encierra riqueza económica y espiritual, encierra abundancia de bienestar,  buenas relaciones, comunicación efectiva y transparente, salud, hogar estable, una relación de respeto con el dinero, etc.
  • Prosperidad implica una RENDICION ante el Creador de todo lo que es y todo lo que existe.
  • La prosperidad es ilimitada y te permite moverte en un nivel de consciencia de vibración alta y agradable que viene dada de los planos superiores del mundo de la no forma y es materializada en este plano de materia.

 

Y tú ¿qué deseas?

Hasta una próxima entrega.

 

Para contactar con la autora:
Miosoti E. Ceballo Lora
Asesora en Inversiones y Terapeuta Sistémica
Celular: 849-220-3090
Consulta: 809-482-2845
miecelelo@yahoo.com

puntos-azules-articulos

Leave a Reply

¡Se el Primero en Comentar!

Notificame de
avatar
wpDiscuz