LORI TE DICE

MUCHAS MUJERES, MUCHOS CAMINOS

puntos-azules-articulos

María Montez

ld-mmmc-sep2017-maria-montez-carmen-maria-grullon-f

Mar, 19 de septiembre de 2017

Por Carmen María Grullón Cabral

La belleza tiene muchas formas y hay algunas que definitivamente, por quedar documentadas, trascienden en el tiempo.

María África Gracia Vidal fue desde pequeña una joven histriónica y teatral que sorprendía a todos con sus actuaciones, sus momentos de drama y su hermosura particular.

Nacida en 1912, en el pueblo costero de Barahona, vivió la infancia tranquila que le proporcionó su cuna acomodada, y como hija de padres cosmopolitas tuvo la oportunidad, poco común en la época, de viajar, aprender idiomas y expandir su mirada del mundo.

Mujer latina, de atributos físicos especiales, larga cabellera, boca sensual y ojos enigmáticos, esta espigada morena sobresalía en su entorno. Esto llamó irremediablemente la atención del Irlandés William McFeeters, representante en Barahona del First National City Bank of NY, que se convertiría en su primer esposo y con quien María partiría hacia la ciudad de New York.

Dueña de un carácter férreo y decidido y con el claro propósito de convertirse en actriz de teatro, María se hace de un agente de talentos, pone a circular una hoja de vida (con la fecha de nacimiento modificada para aparecer más joven), adopta el apellido de la controversial bailarina Lola Montez, y pronto consigue trabajo como modelo para fotografías, apareciendo en varias portadas de revistas.

Sus rasgos exóticos y particulares le generaron un papel menor en la película clase B “Boss of Buillion City”. Así en 1940 y de la mano de Universal Pictures inicia su meteórica carrera cinematográfica.

La década de los 40 es considerada la época del Technicolor en la que se explotaba dicho novedoso proceso de colorización de las imágenes, característica principal de las películas protagonizadas por María, quien pronto se convirtió en el rostro preferido del cine de romance y aventuras.

ld-mmmc-sep2017-maria-montez-carmen-maria-grullon-f2

Equiparada con Lana Turner, Rita Hayworth y las más reconocidas actrices del Hollywood del momento, esta diva de tez dorada fue un referente de elegancia y estilo, siendo famosa por sus sombreros, pieles y atuendos de gran modernismo y clase, característica que aumentaba el aura de glamour y admiración que la rodeaba.

Como parte de sus muchos personajes, María Montez representó una amplia gama de mujeres: Fue sirena, diosa, princesa, amazona, odalisca, encantadora de serpientes… Y también, aunque por pocos años, ejerció el rol de madre para su hija María Christina “Tina” Aumont, producto de su unión con el actor francés Jean-Pierre Aumont, su segundo esposo.

María África Gracia Vidal murió de un repentino infarto en su casa en la ciudad francesa de Suresnes, y fue enterrada en el cementerio francés de Montparnasse. La fecha de nacimiento que aparece en su lápida hace eco de la confusión cronológica que generó aquel cambio en los datos de su hoja de vida, consignando la misma en el 1918. 

Gracias, Reina del Technicolor, por llenar tu patria de orgullo y por ser inspiración para todas las mujeres que, por encima de la mera belleza física, vemos en ti un ejemplo de enfoque, constancia y logros, basado en la astucia, el compromiso y el esfuerzo.

puntos-azules-articulos

Leave a Reply

¡Se el Primero en Comentar!

Notificame de
avatar
wpDiscuz