SALUD Y BELLEZA

CONOCE TU CUERPO, DESCUBRE TU SANACION

puntos-verdes-articulosv3

Marcando el sentido de nuestra vida

syb-ccds-ago2017-marcando-el-sentido-de-nuestra-vida-lucely-vega-f-37598668_ml

Mie, 30 de agosto de 2017

Por Lucely Vega
Terapeuta Corporal Sistémica y Energética

¡Qué buena oportunidad para agradecer por nuestros pies!, estos compañeros en ocasiones olvidados, poco cuidados y muchas veces desvalorados. Nuestros pies son los que marcan el sentido de nuestra vida. Allí donde tus pies apuntan, allí es hacia donde te diriges. Los pies son los que nos llevan, nos cargan.

Recordemos que los dedos de los pies se agarran a la tierra para avanzar. Simbolizan nuestras raíces, las que nos sujetan a la tierra, nos alimentan y nos dan estabilidad, soporte, seguridad y arraigo. Tus pies toman contacto con la tierra, son el punto por el cual te conectas con la energía del planeta, Gaia. El organismo viviente se percibe a través de los pies. A través de ellos percibimos su energía y la llevamos hacia la cabeza atravesando todo el cuerpo. A su vez, a través de ellos descargamos el excedente de energía que debe salir del cuerpo, funcionando como un cable a tierra.

Muchos problemas en los dedos de los pies tienen que ver con conflictos en el rumbo que le queremos dar a nuestra vida, o una contradicción interna que apunta hacia otro lado al que te llevan tus pies. Si avanzas más de lo que puedes, es probable que tus pies te lo hagan notar con una disfunción. Si sientes que tienes conflictos con la vida que estás llevando, los dedos de los pies te lo harán notar. Los dedos martillo o los juanetes son un ejemplo de ello.

Desde la Medicina Tradicional Oriental, existen seis canales energéticos (meridianos) que atraviesan los pies. El primer dedo (dedo gordo) tiene dos meridianos del lado interno, bazo y páncreas. Su función es esencial para los genitales externos, así como sobre la sangre y su coagulación. Una alteración de este meridiano alterará la forma de los dedos. El “juanete” es un claro ejemplo de un trastorno en este meridiano. También se incluyen los trastornos en las uñas.

 

syb-ccds-ago2017-marcando-el-sentido-de-nuestra-vida-lucely-vega-f-25673816_ml

Sería muy bueno preguntarnos:

  • ¿Qué rumbo estoy trazando en mi vida?
  • ¿Tengo alguna preocupación?
  • ¿Hacia dónde quiero ir en realidad?

Del lado externo del mismo dedo encontramos el primer punto del meridiano del hígado. Cualquier alteración en esta zona deberá influir en las funciones hepáticas y su correspondencia emocional con la ira. Si esta emoción está fuera de equilibrio afectará al órgano, y una dominancia de este órgano puede generar un patrón emocional basado en el enojo.

Según la Medicina Tradicional Oriental, la agresividad es un mal del hígado. Es decir fuego estancado en el hígado. La agresividad posee varios grados y formas de manifestarse. Entre las más conocidas se pueden citar agresividad verbal, agresividad gestual, agresividad auto física, agresividad hacia objetos y personas desconocidas, agresividad en el momento de expresar una alegría o una tristeza, etc.

En cualquiera de los casos denota una impotencia en el momento de soltar y dejar libre un sentimiento impulsado por la alegría o la tristeza o, dicho de otra manera, una frustración.

En estos casos es importante meditar en las siguientes preguntas:

  • ¿Siento enojo en mi vida?
  • ¿Cómo expreso la frustración?
  • ¿Grito demasiado, soy agresiva verbalmente?

Por otro lado, adentrándonos un poco más en los dedos de los pies y la valiosa información que ellos nos dan, tomaremos como punto de referencia el libro: “Los pies reflejo de la personalidad”, en el que su autor, Imre Somogyi dice: “Por mi parte, he estudiado todas esas teorías y he llegado a la conclusión de que “todo” es reflejo de “todo”, por tanto, los dedos deben reflejar también la totalidad del cuerpo y su forma y posición pueden simbolizar la desviación de las pautas de energía que soportan tanto el cuerpo como la mente”.

Según Imre Somogyi, mediante la lectura de los dedos de los pies podemos obtener detallada información  sobre el modo de vida y emociones de la persona examinada. Cada uno de los dedos representa en sí mismo un elemento y un chacra; y según son del pie izquierdo o derecho, una emoción. Vamos a conocer en detalle qué representa cada dedo:

 

syb-ccds-ago2017-marcando-el-sentido-de-nuestra-vida-lucely-vega-f2

 

En el dedo gordo

Vemos manifestadas todas las emociones que “pasan” por el chacra de la garganta, en el pie este dedo representa el elemento éter, que es la forma de energía menos frecuente. En el pie derecho representa la alegría, en el dedo izquierdo la tristeza, de ahí expresiones como “tengo un nudo en la garganta”. Cuando un dedo gordo es muy largo, nos diría que estamos con una persona “habladora, dada a estallidos verbales y con aires de grandeza” y cuanto más separado esté del segundo será porque más le cuesta expresar sus emociones o sentimientos. También si es corto o chato nos proporcionará datos sobre la persona.

El segundo dedo

Está relacionado con el elemento aire y el chacra del corazón. Según el autor: “aquellas personas que no saben qué hacer con la energía del corazón acabarán sintiendo, tarde o temprano, alguna forma de asfixia, de sensación de que les falta el aire para respirar”. Por ejemplo, un segundo dedo del pie izquierdo torcido en la punta hacia el dedo del medio, podría mostrar un persona muy impaciente; en el pie derecho, el mismo dedo recto y equilibrado nos hablaría de una persona que sabe lo que quiere.

El tercer dedo

Esta asociado con el plexo solar, cuna de la creatividad, pero también de la violencia (pie derecho), se relaciona con el elemento fuego. Un dedo medio del pie izquierdo visiblemente más grande que los demás denota una persona con mucha energía creativa. En el pie derecho, el mismo dedo recto nos hablaría de alguien muy activo, con mucha energía de fuego, aquí también se alberga la agresividad.

El cuarto dedo

Elemento agua, chacra bajo vientre. Aquí están representados el amor (izquierdo) y el apego (derecho). Dice Imre Somogyi que “las personas que aman con una pasión excesiva pueden reaccionar a veces con agresividad, mientras que aquellas que lo hacen equilibradamente pueden dejar libertad al objeto de su amor”. Un cuarto dedo recto representa el equilibrio en la persona, aquellas que no quieren dejar marchar a los que buscan su independencia tienen este dedo curvado.

El dedo pequeño

El miedo y la confianza están representados en los dedos relacionados con el chacra raíz, en la tierra. Una persona temerosa e insegura tendrá probablemente el meñique escondidos bajo el cuarto dedo. Mientras que una persona llena de confianza tendrá en su pie izquierdo un meñique recto y fuerte.

Es interesante saber que cuando dos dedos están separados, indica que las energías correspondientes no fluyen entre ellos; que los tres dedos centrales doblados a la altura del meñique y el pulgar nos indica tendencia a la manipulación; dedos levantados hacia arriba y que no tocan tierra, pertenecen a personas fantasiosas con tendencia a evadirse; y así hasta cuarenta características de los dedos de los pies que, en sus formas y posturas combinadas entre sí, pueden dar lugar a una detallada lectura del pie, lo que nos puede mostrar una acertadísima descripción del momento que vive la persona.

 

Para contactar con la autora:
Lucely Vega
Terapeuta Corporal Sistémica y Energética
Toque Sanador, 809 879-8039

puntos-verdes-articulosv3

Leave a Reply

¡Se el Primero en Comentar!

Notificame de
avatar
wpDiscuz