LORI TE DICE

puntos-azules-articulos

El poder del pensamiento y la emoción en el hogar

ld-jul2017-el-poder-del-pensamiento-y-emocion-en-hogar-maria-esther-calleja-f1-18428771_ml
Lun, 17 de julio de 2017

Por María Esther Calleja
Facilitadora de Desarrollo Integral del Ser Humano

Hola, apreciada lectora de SIN DELANTAL.

Inicio este escrito invitándote a deleitarte con el amanecer de un nuevo día.  Cada día es único e irrepetible y sólo lo apreciamos cuando no lo tenemos, o cuando nos enfermamos o perdemos a alguien y lamentamos no haber dicho o hecho lo que nuestro corazón nos mandaba. Por eso quiero decirte que el momento es AHORA, vívelo y disfrútalo de forma diferente. Tu aptitud es la base del cambio de tu entorno. Pruébalo y veras.

Te comparto que hoy me levanté bien temprano. Mi pareja me preparó una rica taza de café a la que le añadí leche de almendras. Además decidí estrenar el juego de tazas que me habían regalado por mi reciente aniversario de bodas, que por cierto, son una monada. Me senté para disfrutarlo y me dispuse a hacerlo como nunca antes lo había hecho, en la mágica posibilidad de estar viva y de disfrutar de este instante perfecto, sentada en el balcón donde disfruto de una vista de un gran árbol con ramas voluminosas que muestran su verdor y la vida sintiente de sus aves cantando y revoloteando. ¿No te parece que es un lujo en la ciudad? Apreciar lo sencillo es unirse al Todo.

¿Y qué me dices de seguir buscando una mejor calidad de vida a través de los espacios? Ambientes irrepetibles donde podamos pasar más tiempo con los nuestros y poner en marcha nuestra energía femenina creativa, derramándola en la expresión de nuestro entorno, bien en la redecoración de una habitación, al preparar nuestro propio espacio de lectura, meditación, etc. Al realizar remodelaciones de áreas, al hacer cambios de lugar de los muebles, de inmediato notamos cómo se redirige la energía estancada. Si a esto le añadimos una gran limpieza con agua clara a la que le hemos echado unas gotas de vainilla o de lavanda, el espacio adquiere otra vibración que nos invita a quedarnos más tiempo en ese lugar. Añádele sonidos armónicos, inciensos de tu agrado y pon de vez en cuando alguna vela aromática que muestre el fuego como elemento de vida y de existencia, que al mismo tiempo que aromatiza y embellece, es una de las energías más purificadoras que existen.

Algo que no me canso de recomendar: saca el tiempo divertido de hacer una LIMPIA (como se dice en Madrid) de los elementos que contiene tu armario y decide  prescindir de aquello que no usas, de aquello que sueles guardar para alguna ocasión especial y que… ¡casi nunca llega¡

ld-jul2017-el-poder-del-pensamiento-y-emocion-en-hogar-maria-esther-calleja-f2-17415493_ml

 

Suelta esa emoción atrapada al apego y diviértete regalando ese artículo que tanto aprecias pero que sólo ocupa un espacio y una energía acumulativa. Alguien te lo agradecerá y llevarás una nueva sonrisa a este mundo de almitas que esperan que esa energía sea parte de sus vidas. Aromatiza tu armario, cambia de posición tu ropa y dale una nueva energía. Ponle saquitos de lavanda o espliego, romero u otra esencia que te guste o deleite tus sentidos.

La ropa tiene su propia energía y la adquiere de nuestro uso, pues le impregnamos nuestras emociones, lo que hemos vivido en el día. La ropa también se carga de la energía de los lugares y si alguien es muy optimista esta emoción se le impregna y la recibe el nuevo usuario a quien se le ha regalado la ropa.

Por otro lado, si vienes de algún lugar donde se ha sentido mucho estrés, dolor o gran tristeza (por ejemplo: funerarias, clínicas, cementerios o espacios donde se ha peleado, recriminado o dicho cosas insultantes) te recomiendo que te duches cuando llegues a tu casa lo más rápido posible y que no uses esa ropa hasta que se vuelva a lavar y se seque de preferencia con la energía del sol.

Ahora, quiero compartir contigo otro espacio de arte amoroso: el de la cocina. Aquí puedes expresar tu creatividad conjugando los colores de los frutos, verduras, especias y utilizar todos tus sentidos para darle aún más vida a esa mezcla alquímica que nos invita a degustar uno de los grandes placeres del ser humano como es el de poder comer aquello que te apetece y que puedes obtener de forma fácil. Imprégnala de alegría y de amor.

Si damos color a la comida, no sólo la nutrimos, sino que la embellecemos y para eso se encargó nuestra amada madre Pacha Mama, regalándonos colores diversos, texturas, sabores, formas geométricas. ¡Cuánta riqueza tiene nuestra Tierra¡ ¿Verdad? ¿Sabías que puedes hacer cantos a tu comida? Sí, inténtalo. Inyéctale alegría, gratitud y al mismo tiempo, esa vibración pasa a la parte molecular del alimento y así lo van a recibir los comensales. La vibración negativa altera el alimento, nunca lo olvides.

Te recomiendo que veas la película “Como agua para chocolate (1992) o esta otra titulada “Un toque de canela (La sal de la vida, 2003). Ambas las puedes encontrar en youtube y te van a encantar.

Otro tip que te comparto es el de divertirte mientras cocinas, observándolo todo, asombrándote por los alimentos. ¿Has observado cuán sabia es la madre naturaleza?, ¿cómo protege los alimentos para que los podamos consumir? Observa las capas de la cebolla, la cáscara de los víveres que protegen la substancia que hay en su interior, la cáscara de la auyama, de la sandía, el melón, etc. Te invito a que mientras pelas las papas, zanahorias, brócoli, frutas diversas, observes las figuras geométricas que la madre naturaleza nos regala y cuando las vayas a cortar o picar, prueba a hacerlo en su misma forma geométrica. Por ejemplo, la papa que es redonda, córtala en rodajas; la zanahoria pícala a la juliana; el pimiento córtalo de forma alargada.

Trata de combinar los colores, las formas y échalas a la olla desde el alimento más profundo hasta el alimento que crece en la superficie. Doy honra al Dr. Iñaki de la escuela de acupuntura Nei Jing en Santo Domingo, que nos lo enseñó hace muchos años con una paella de verduras.

El procedimiento para hacer el guiso es el siguiente:

Se inicia con el ajo que se cultiva y crece en la profundidad de la tierra, sigue la cebolla, luego los hongos o champiñones que están al ras del suelo, continúan los pimientos que están en la superficie y así hasta llegar a integrar todos los ingredientes elegidos. La clave más secreta es el amor que se le inyecta a través de las emociones y sentimientos que le ponemos mientras lo preparamos.

Suelo poner música y sonidos sanadores o escuchar conferencias de alto contenido de crecimiento personal o espiritual mientras cocino y me ha dado muy buen resultado. Pruébalo y sobre todo, no limites tu creatividad, a veces sin receta y con lo que nos queda en la nevera, podemos tener un plato buenísimo y muy creativo.

Y para finalizar, te comparto una de mis frases favoritas:

“Si lloras por no haber visto el sol,

las lágrimas te impedirán ver las estrellas”

(Rabindranath Tagore)

Recibe un gran abrazo sintiente.

 

Para contactar con la autora:
María Esther Calleja, Facilitadora de Desarrollo Integral del Ser Humano
Amanecer Vital, 809 616-1933

puntos-azules-articulos

Leave a Reply

¡Se el Primero en Comentar!

Notificame de
avatar
wpDiscuz