AMOR PA’ MI

puntos-morado-articulosv3

Despertemos el amor dormido

ap-sep2017-despertemos-el-amor-dormido-lori-f-61725611_ml

Lun, 11 de septiembre de 2017

Por Lori

En los últimos días hemos visto mucha gente en las redes sociales agradeciendo el milagro y la misericordia de Dios con nuestro país por alejar al huracán Irma de nuestro territorio. No niego que sentí alivio porque no tuvimos que enfrentar un huracán tan peligroso; pero también sentí un cierto malestar por la idea de que nos creyéramos privilegiados por Dios. En todo momento estaba segura de que en San Martín, Antigua y Barbuda también había habido muchas oraciones llenas de intensa fe, y sin embargo esas islas quedaron devastadas, “apenas habitables” como decían los noticieros. Luego vimos como el huracán hacía estragos en Cuba y La Florida ¿Querrá decir eso que Dios nos favoreció a nosotros y no a ellos? Para mí es muy difícil creer que Dios se incline más hacia unos que hacia otros.

Por favor, no me malinterpretes, no me interesa entrar en asuntos religiosos ni mucho menos. Creo en el poder del agradecimiento, porque es la única acción humana capaz de lograr verdaderas transformaciones dentro y fuera de nosotros. Tampoco estoy queriendo decir que las oraciones sean inútiles. ¡Por el contrario! Al orar con un corazón verdaderamente agradecido, aflora nuestra fe y podemos mantener la calma y manejar responsablemente las situaciones de peligro. Al orar con fe, estamos creando redes de vibraciones poderosísimas, capaces de cambiar realidades.

Por otro lado, en estas situaciones también se mueven avalanchas de mensajes en las redes sociales, que la gente no se toma la molestia de verificar antes de compartir, y que  muchas veces ni siquiera corresponde a la situación que se está viviendo en el momento. Antes de mandar algo hay que pensar que podemos estar divulgando información que sirve más para asustar que para informar. En situación de peligro, tener información es importante para poder tomar mejores decisiones para nuestra seguridad. Pero eso no es lo mismo que alimentar el morbo por la tragedia y el terror.  

La Madre Naturaleza tienes leyes que se cumplen. Con nuestros hábitos, los seres humanos estamos creando un gran desbalance en el planeta, desde hace mucho tiempo ya. Hemos olvidando que somos una gran familia planetaria, que estamos conectados entre nosotros, y que también estamos conectados al planeta y a la naturaleza. Igual que nosotros, la Tierra es un ser en evolución. 

 

ap-sep2017-despertemos-el-amor-dormido-lori-f-81566470_ml

 

Estamos depredando grandemente nuestro hogar. Y no sólo depredamos nuestra hermosa casa planetaria al destruirla físicamente. También depredamos el mundo cada vez que lanzamos (desde adentro de nosotros hacia afuera) energía densa, de baja vibración: miedo, pesimismo, infelicidad, tristeza, ira, desconexión, odio, división, incompresión, egoísmo. Y esta energía es la que está acompañando nuestras acciones.

Lo que nuestro planeta necesita es que recordemos que no estamos separados y que todo lo que sucede afuera es sólo nuestro propio reflejo.  

Sigamos orando, sí; pero no para pedir que seamos privilegiados con la protección de Dios, sino para que unamos los corazones, despertemos el amor dormido y nos envolvamos en él. Sé que es más fácil decirlo que hacerlo. Yo también estoy haciendo la tarea. Pero si comenzamos a comprender que todo y todos somos UNO, ya estaremos dando el primer paso hacia la responsabilidad del mundo que queremos crear.

 

puntos-morado-articulosv3

Leave a Reply

¡Se el Primero en Comentar!

Notificame de
avatar
wpDiscuz