LORI TE DICE 

puntos-azules-articulos

 

Analogía de Independencia

independenciaf1

Lun, 27 de febrero de 2017

El 27 de febrero del 2017, con la luna en Piscis, en pleno proceso post eclipse y al mismo tiempo en medio de las celebraciones de la independencia dominicana, no puedo resistir el impulso interior de hacer una analogía entre lo que me ha estado ocurriendo en mi proceso personal de transformación y la situación de mi amada patria.

Vivo en un país, mi país enano, donde la figura femenina se idealiza en arquetipos muy marcados: la madre abnegada o la puta malvada.  Eso hace que muchos hombres y muchas mujeres no vean a las mujeres por lo que somos: HUMANAS imperfectas, no solo putas, no solo madres, al mismo tiempo es todo eso y mucho más.

independencia-f2Puedo testificar de que cuando una mujer decide ponerle fin a una situación de violencia como es el separarse de un hombre “bueno” de inmediato la sociedad te aísla y categoriza como bruja o tonta por dejar la estabilidad por algo incierto y que no existe. 

Los “amigos y amigas comunes” insisten en que se debe mantener el status quo independientemente de lo que haya ocurrido. De repente una infidelidad se perdona y la violencia verbal se justifica y todo eso por mantener el esquema y lo conocido.

Es más fácil seguir jugando a la casita que a la mujer, sí, es mas fácil. Es más fácil perdonar mil infidelidades para mantener las vacaciones familiares y las invitaciones en pareja. Es más fácil si crees que sólo puedes ser puta o madre. 

Pero cuando te asumes como mujer, guerrera, amante, sabia, no puedes cerrar los ojos, hay que seguir y dejar atrás las comodidades de los domingos y los besos mediocres de los miércoles para ir en busca de algo que no sabes si existe, pero intuyes que por lo menos te hará sentir…diferente.

Con mi patria sucede una situación análoga, ella intentó transformarse, ser libre pero es aislada y maltratada por políticos y ciudadanos que sólo la ven como la madre o la puta.  No es vista aún como la patria completa que no necesita ser idealizada o usada. Sino amada, respetada y en continuo crecimiento. 

Cambiaremos cuando decidamos ver y amar a nuestro país con sus luces y sus sombras.  Quizás sólo necesita de que unas cuantas de nosotras decidamos asumir nuestro verdadero papel de ser mujeres y menos damas.  Asumir que a veces somos victimarias sólo para seguir creciendo. Así empieza la transformación. 

Guerrera, amante y amazona.

Leave a Reply

¡Se el Primero en Comentar!

Notificame de
avatar
wpDiscuz