MI DINERO

puntos-azules-articulos

¿A crédito o al contado?

md-sep2017-a-credito-o-al-contado-cesar-perello-f-39598457_ml

Vie, 1 de septiembre de 2017

Por César Perelló
Experto en Finanzas Personales

Entrando a una moderna tienda, de esas que ofrecen de todo (desde una lechuga hasta el último televisor de pantalla plana), tomé uno de los impresos que contienen las ofertas de la semana. Regularmente veo estos especiales y aprovecho uno que otro si encuentro alguna cosa que necesito, de esta manera puedo ahorrar algo de dinero que puedo utilizar en otra cosa. Me encanta tomar fotografías y en ese impreso me encontré con una cámara digital que me encantó y cuyo precio al contado era de 7,500 pesos. En un escritorio colocado justo al lado ofrecían el financiamiento de dicha cámara por el cómodo precio de 850 pesos mensuales, por un período de doce meses.

Si de momento no se dispone del dinero para pagarla al contado, a simple vista resulta atractivo comprarla a crédito, pues la cuota es relativamente fácil de pagar y hasta la pueden cargar a la tarjeta de crédito si así se desea. Sin embargo, si hacemos el simple ejercicio de multiplicar los 850 pesos de cada cuota por los doce meses de plazo, tenemos un total de 10,200 pesos al final del período (eso si pagamos las cuotas sin atraso). Ahora bien, la diferencia entre el precio al contado y el monto total pagado a crédito es de 2,700 pesos. Esto, a su vez, es aproximadamente un interés de 36% en el año. Esta tasa es bastante parecida –si no igual– a la que ofrecen actualmente los bancos comerciales para préstamos de consumo. En este caso al menos, daría igual si se toma un préstamo en el banco para comprar la cámara o si se compra crédito en la misma tienda. Por esto, para tomar la decisión correcta, es importante que aprender a calcular la tasa de interés antes de decidir la fuente de financiamiento de cualquier bien o servicio que vayamos a tomar a crédito.

Por otro lado, no podemos olvidar que lo más importante es decidir si lo que vas a financiar es necesario o algo que deseas. Si es un artículo de primera necesidad, el pago de intereses es hasta cierto punto justificado. Si se trata de algo que deseas o te gusta y quieres tener, por supuesto que te lo mereces, y en estos casos mi sugerencia es esperar hasta que tengas el dinero para hacer la compra sin tener que pagar intereses por el financiamiento.

Si te planificas bien puedes adquirir lo que deseas con dinero ahorrado para tales fines libre de intereses. Así, por ejemplo, en el caso de la cámara puedo esperar a tener el dinero, ahorrando los 850 pesos mensualmente por poco menos de nueve meses y pagarla de contado. Además, es probable que para esa fecha la misma cámara esté más barata.

En conclusión, al aprovechar este tipo de oferta tienes la opción de ahorrar el dinero que pagarías en intereses esperando un poco a juntar el dinero para comprarlas. Y si te decides por el financiamiento siempre calcula la tasa de interés que pagarás y opta por la más baja.

puntos-azules-articulos

Leave a Reply

¡Se el Primero en Comentar!

Notificame de
avatar
wpDiscuz